Biblias ilustradas: ¿Qué son y cuáles debería comprar?

Una gran cantidad de versiones de la Biblia han aparecido a lo largo de los siglos. En muchos casos, lo que ocurre es que se realizan traducciones distintas de los pasajes originales, y acaban siendo adoptadas por una que otra vertiente del catolicismo. Sin embargo, algunos ilustradores decidieron introducir dibujos e imágenes para facilitar su lectura para niños, popularizándose con rapidez. Estas son las biblias ilustradas.

En este artículo explicaremos qué son las biblias ilustradas y te ofreceremos toda la información que puedas necesitar en caso de que estés buscando adquirir alguna.

¿Qué son las ‘Biblias ilustradas’?

Está claro que existe una población inmensa de niños en el mundo que, por una razón u otra, han llegado a creer que leer la Biblia es un proceso complicado. Por este motivo, muchas casas editoriales, con apoyo de la Iglesia y de las distintas organizaciones de fe que existen en el cristianismo, decidieron sacar a la venta versiones que permitiesen a los pequeños aproximarse a Dios a través de ilustraciones y dibujos.

Hay muchos tipos de biblia ilustrada, algunas más económicas y sencillas, otras algo más costosas y con dibujos de mayor calidad. Sin embargo, el fin que se busca con todas ellas es el mismo: servir como una herramienta didáctica para niños pequeños y personas que disfruten leer las Sagradas Escrituras mientras observan imágenes. No obstante, estas versiones son instrumentos de aprendizaje para usuarios de todas las edades.

Muchos clientes han afirmado en reseñas y opiniones emitidas por la web que las biblias ilustradas son versiones bastante acortadas de los textos originales. De cierta manera, esto acaba siendo lógico porque su público mayoritario son los niños, porque ilustrar las Sagradas Escrituras de principio a fin sería un trabajo inmenso y porque están pensadas para ser productos baratos, sencillos y cómodos en la medida de lo posible.

Características de las ‘Biblias ilustradas’

  • Son herramientas didácticas, pensadas en facilitar la lectura y hacer más entretenido el proceso de aprendizaje de la palabra de Dios.
  • Poseen dibujos de determinados acontecimientos importantes que aparecen en los libros sagrados.
  • Suelen tener un precio bastante asequible.
  • La mayoría de las veces, son versiones reducidas de los textos originales.
  • Existen versiones de biblias ilustradas para todas las vertientes de la religión cristiana.
  • Muchos de estos productos son realmente económicos gracias a las ofertas y descuentos que sueltan las editoriales cada cierto tiempo.

Análisis: ¿Qué deberías tomar en cuenta antes de comprar una biblia ilustrada?

1.      Ilustraciones:

Aunque la mayoría de las versiones ilustradas de las Sagradas Escrituras poseen dibujos agradables, es cierto que puede haber algunas con ilustración de mucha mayor calidad. Es importante que realices comparativas entre los distintos libros que hay a la venta, para que así logres adquirir el que se adapte a ti.

2.      Traducción:

A pesar de que todas las versiones son buenas formas de que los niños aprendan sobre Dios, es cierto que hay traducciones que podrían no ser del agrado de todos los padres. Por ejemplo, están las versiones para protestantes, católicos romanos, mormones, etc.

Comparativa: ¿Cuáles son las mejores biblias ilustradas?

Existen muchas versiones de los textos sagrados de altísima calidad. Sin embargo, hay algunos modelos que se destacan entre los demás. Estos son algunos de ellos:

  • La Santa Biblia Ilustrada de la editorial ‘San Pablo’
  • La Biblia Ilustrada de la editorial ‘Tyndale House Publ’